24.05.2014 21:35

Consejos para el verano

Con la llegada del verano solemos cuidar mucho más nuestra piel, pero en ocasiones nos olvidamos de nuestros pies. En esta época del año llevamos los pies expuestos al aire e incluso en ocasiones andamos descalzos. Pasamos de un calzado cerrado a uno abierto, además de prescindir de calcetines o medias que durante varios meses han protegido los pies.

Algunos problemas comunes de esta época del año son:

  • Rozaduras y ampollas. Son uno de los problemas más frecuentes. Las rozaduras en el pie se deben a la fricción de la piel desnuda contra el nuevo zapato o sandalia y pueden llegar a provocar heridas. Las ampollas tienen la misma etiología, pero en este caso, en vez de lacerar la piel, ésta se levanta acumulando líquido debajo.
  • Exceso de sudoración. En el pie existen una gran cantidad de glándulas sudoríparas y en algunas personas que sudan en exceso se produce una humedad elevada que acarrea problemas secundarios como grietas interdigitales.
  • Sequedad excesiva de la piel. El hecho de llevar los pies al aire y la elevada temperatura, provocan una mayor sequedad de la piel en esta época del año. Ésta se manifiesta sobre todo en la zona de los talones, cuyos bordes aparecen blanquecinos debido a la falta de hidratación y acumulación de hiperqueratosis (dureza de la piel).
  • Infecciones cutáneas por hongos. Durante el verano se dan una serie de condiciones ideales para las infecciones por hongos. El más típico de todos es el Pie de Atleta, que aparece en los dedos y provoca una piel enrojecida, seca y escamosa. En ocasiones, también pueden aparecer grietas o ampollas.
  • Verrugas plantares. Son otro problema frecuente, producido por el papilomavirus, que abundan en zonas húmedas y calientes como las piscinas, gimnasios, saunas, etc. Son muy frecuentes en niños. Con el uso de unas chanclas apropiadas en estos lugares se previene su contagio. En caso de aparecer se debe acudir a la consulta de podología para su tratamiento.

  Además de utilizar chanclas de baño en piscinas e hidratar los pies diariamente debemos seguir unas pautas básicas para tener unos pies perfectos durante el verano.

- En el caso de las mujeres, utiliza sandalias atadas al tobillo.  

- No utilices chanclas de baño a diario, ya que el pie no va nada sujeto. Utiliza un calzado sujeto al pie que sea cómodo y flexible.

- Evita andar descalzo en lugares públicos. 

- Seca tus pies para evitar hongos, e hidrata diariamente la zona de los talones para que no aparezcan grietas.

 

—————

Volver


Contacto

José Juan García Herranz

Avd. Luís de Morales 24, esc.2 - 3º
41018 Sevilla


954537940